jueves, 31 de enero de 2008

ORALIDAD EN LAS COMUNIDADES

En muchas comunidades se maneja de manera oral los dichos que son parte de la vida misma de las comunidades, es asi que Isabel Mamani (55 años)de la provincia Los Andes, localidad Laja del departamento de La Paz nos cuenta la historia de:
LA JOVEN PASTORA MARIA Y EL CONDOR MALLKU

"Mi madre me decía que no se debe comer el “QUCHUCHU” (planta que crece a los rededores de los ríos, tubérculo comestible) el cóndor te ha de llevar y yo poco o nada le entendía, pero un día de estos se me puso a contar lo siguiente:

Antiguamente, una pastora joven Maria pastaba ganado en las pampas del altiplano, pastaba cada día y se ponía a recoger el quchuchu, situación en la cual se presento un joven simpático y elegante de traje negro y chalina blanca se puso a conversar preguntándole su nombre otras cosas más y luego de una conversación se fue.

Al día siguiente regreso otra vez y así cada día le ayudo a pastar el ganado sucesivamente hasta ganarse la confianza de la joven Maria.

Era un día mientras ellos hablaban el joven le dijo que le prestase yawri (agujón) para sacarse una espina que le entro en los pies, la joven le presto, al momento de devolverle el yawri el joven le dijo que lo devolvería por atrás, que ella viniera desde atrás. Ese momento aprovecho el joven para cargárselo por que en realidad el joven era Cóndor (Ave que habita en los andes) y se lo llevo hasta una de las montañas mas altas para que la joven no pueda bajar de ella.

La joven Maria sufría mucho debido a que no tenia comida ni agua para alimentarse, lloraba muchas veces sin poder bajar de tan alto, le pedía muchas veces al cóndor que lo llevara a su casa, el cóndor no quería llevarle, mas por el contrario le pedía que se quedase con él; de comida le llevaba carne cruda de animales muertos, la joven Maria no quiso comer esa carne y el cóndor se fue donde las personas quemaban y dejaban algo de braza y ceniza, lo revolcaba en ella para disimular diciendo que la carne estaba cocida, y luego eso se lo llevaba a Maria para que se alimentase.

Así transcurrieron días, semanas y meses hasta que llegaron a tener hijos, pero los hijos nacieron con plumas. La joven sufría mucho y sus padres también le buscaron hasta que Lorenzo el loro (cuenta que el loro antes era igual de tamaño con el cóndor) les dijo que su hija esta arriba de un cerro grande que solo volando se podía subir y bajar. Entonces los padres hicieron un pedido a Lorenzo para que pueda bajar a su hija le insistieron tanto que Lorenzo acepto.

Uno de esos días el cóndor fue a otros lejanos lugares, fue en ese momento en que Lorenzo aprovecho en ir en busaca de Maria para bajarla de la montaña, tal como se lo pidieron sus padres, llego a la montaña y bajando a Maria la llevó donde sus padres.

Cuando el cóndor volvió no encontró a Maria, ella se fue, pero ¿Cómo pudo bajar desde tan alto? se preguntó, alguien tuvo que ayudarla a bajar empezó a averiguar y llego a la conclusión de que Lorenzo ayudo a Maria a bajar de la montaña.

El cóndor busco a Lorenzo hasta que lo encontró, muy enojado le dio de picotazos, y lo desplumo por completo, el cóndor estuvo muy enojado, y siguió picoteando hasta que lo hizo mil pedazos a Lorenzo y muerto Lorenzo de sus heces levanto un ave similar y mucho mas pequeño, que el día de hoy es como se lo conoce al loro, que tiene muchos colores de plumas."


Es así que el dicho de no comer el QUCHUCHO por que el cóndor puede cargar a una persona aun si es joven.
RECOPILACION Y TRADUCCION: MónicaTicona

2 comentarios:

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Me encantó el cuento, Mónica. Te dejo un saludo.

Mónica Ticona dijo...

Gracias... por el saludo y por leerlo ok.